¿Estás considerando la idea de iniciar un emprendimiento? Si tu respuesta es SI, entonces quédate con nosotros y al final de este artículo habrás adquirido 10 cápsulas súper útiles que te ayudarán a despejar todas tus dudas. ¡Aquí vamos!

1.- Vocación de empresario.

El orden natural de un emprendimiento debe ser, primero, tener vocación de empresario, y luego, estructurar la idea de qué tipo de empresa se desea instaurar. Según el libro “La iniciativa emprendedora”, de Harvard Business Review: “Si sólo está pensando en hacerse rico, va por muy mal camino. Tiene que tener vocación de empresario”.

2.- Busca el momento indicado.

Ignacio Bao recomienda lo siguiente: “Planifique y decida la creación de su empresa con antelación, procurando, siempre que le sea posible, que el inicio de sus operaciones coincida con el año natural”. Saber identificar el momento adecuado es transcendental.

3.- No andes por las ramas.

Ninguna excusa justifica detener el arranque de tu emprendimiento. Así que déjate de  rodeos y pon manos a la obra. ¡Si no empiezas a actuar, jamás verás los resultados deseados!

4.- No le temas al riesgo.

El espíritu emprendedor está muy ligado a perder el miedo al riesgo, sin que esto implique tomar medidas descabelladas y lanzar el esfuerzo por la borda. Todo en su justa medida claro está.

5.- Apunta hacia las necesidades de tus clientes.

Todo negocio debe enfocarse en satisfacer las necesidades de los consumidores, y superar sus expectativas. John P. Kotter afirma que: “Usted no vende lo que quiere, sino lo que la gente desea comprar”.

6.- Busca más que un socio, un compañero.

El horizonte corporativo de tu socio debe ser igual de ambicioso que el tuyo. Las conexiones laborales pueden entenderse como una relación interpersonal, en el sentido de que las afinidades y metas deben ser comunes.

7.- Designa los roles estratégicos.

El experto en marketing y emprendimiento Patrick Forsyth, asegura que: “es importante identificar los roles que van a ser necesarios en la empresa. Definirlos con precisión y establecer por escrito qué funciones asumirá cada socio. Esto ayudará a prevenir problemas en el futuro”.

8.- No esperes que tu clientela llegue por sí sola.

Apalanca tu emprendimiento con una buena estrategia de mercadeo, y trabaja en ello desde mucho antes de inaugurar tu negocio. El éxito de las ventas va de la mano con una planificación estratégica, lo que implica materializar las ideas y convertirlas en hechos.

9.- No pierdas el foco.

Según Amar Bhide: “Los emprendedores nos olvidamos del objetivo principal de una empresa: vender, vender y vender”. Una de las claves más importantes consiste en no perder el norte del emprendimiento, y trabajar siempre en función de ello.

10.- Se perseverante.

Ten presente que no siempre se triunfa al primer intento. Debes contar con un as bajo la manga, apostar por la constancia y la perseverancia en todo momento y estar listo para intentarlo muchas veces.